lunes, 29 de enero de 2018

De Brochetas y Fantasías

"Son muy contados los monstruos que se merecen el miedo que les tenemos"
~ André Gide (1869 - 1951)

No tiene nada que ver, pero el pasado fin de semana pude tomar un rato de ocio para revisitar el clásico de Walt Disney hecho en mil novescientos pinches cuarenta: Fantasía. 

Sólo han pasado 78 años desde que salió.

Para los no iniciados, Fantasía es una película animada en la que el maestro de ceremonias Deems Taylor nos presenta una serie de hermosas animaciones inspiradas por piezas de música clásica de autores como Bach, Tchaikovsky, Stravinsky y Beethoven, entre otros.

Incluye una infinidad de escenas memorables para todos aquellos que la vimos de chicos: los hipopótamos bailando con los cocodrilos, los dinosaurios muriendo de sed*, esos simpáticos honguitos bailando danzas extremadamente racistas, los centauros/centauras huyendo de Zeus quien invariablemente jode las cosas, el aprendiz de brujo**, y entre otras que en lo personal no recordaba, como el intermedio en el que conocemos a la banda sonora.

*Dato curioso: la teoría de la extinción de los dinosaurios por el impacto de un meteorito en México nació alrededor de los años setentas.
**Que es pinche hilarante si eres informático y alguna de tus automatizaciones salió mal.

Sin embargo, el corto más memorable es - sin duda alguna - la interpretación de "Una Noche en la Árida Montaña" de Modest Mussorgsky***, en la que presenciamos a Chernabog****  llamar a sus seguidores obscuros para que bailen y lo festejen en la cima de la epónima montaña. Échenle un ojo si no la recuerdan:

***Otro dato curioso: Mussorgsky jamás escuchó la obra interpretada a lo largo de su vida, ya que la pieza ganó fama tiempo después de su muerte.
****Deidad de la mitología eslava que posiblemente representaba a Satanás.


Es, para serles honestos, lo único que mi yo de la infancia recordaba fielmente de esa película. De niño me ocasionaba terror esa escena, y volviéndola a ver de adulto puedo ver por qué: ES PINCHE HORRIBLE.

Este fragmento de la película es una obra maestra en ocasionar horror de duerme-en-cama-de-tus-padres-por-tres-semanas en los chilpayates, y desde chico quería encontrar al imbécil que tomó al decisión de cerrar con esa pieza y no con ese simpático baile de cocodrilitos con hipopótamos. 

Ah no, teníamos que pinche cerrar con ésto:

SURPRISE, MADAFAKA!

Pero ¿sáben? Con la experiencia que me han dado los años, volviendo a ver el filme creo que ya sé por qué cierra así. Verán, además de las horribles imágenes de almas perdidas volando hacia la fuente de toda la maldad/demonios en llamas celebrando la obscuridad/siendo transformados en abominables criaturas por el Señor del Mal, lo segundo con mayor permanencia en mi memoria fueron las escenas en las que el demonio se ocultaba de las campanadas de la iglesia que señalaban el amanecer. 

En retrospectiva, creo que esa es la primera y más clara imagen que recuerdo de mi infancia que me mostró que la obscuridad, tan terrible como puede llegar a ser, es vulnerable; que el bien, a pesar de todo, sí puede triunfar contra el mal, independientemente de su tamaño o ferocidad; parafraseando a G. K. Chesterton: "Los cuentos de hadas no les enseñan a los niños que existen los dragones. Los niños ya saben que existen los dragones. Los cuentos de hadas les enseñan a los niños que los dragones pueden ser matados." y vaya que es algo que quiero que aprendan las nuevas generaciones.

Sí, creo que esa es una excelente forma de cerrar el filme. ¿Ustedes, qué opinan?

!Saludos!
Atte,
El Kushiage

lunes, 15 de enero de 2018

Tienes Que Leer: El Marciano

"Si algo puede ir mal, irá mal"
~ Edward A Murphy (1918 - 1990)

El año, cargado de trabajo y nuevas responsabilidades, me ha hecho tener que retroceder de nuevo a los libros para entretenimiento en esas diminutas ventanas de tiempo en las que no se está acabando el mundo, por lo que les vengo hoy con una recomendación para los amantes de la buena ciencia ficción: El Marciano, escrita por Andy Weir en el 2011.

El texto nos sitúa en el 2035 y presenta las aventuras de Mark Watney, un astronauta estadounidense en una misión de un mes en Marte, que tiene la mala suerte de quedarse varado en el planeta al ser separado de sus compañeros en una tormenta de arena durante una evacuación de emergencia.

Durante la evacuación Watney es golpeado por un pedazo de antena haciéndole perder la consciencia y dañando sus sensores vitales, por lo que lo asumen muerto y la tripulación muy a regañadientes escapa del planeta. Watney despierta aturdido, sólo y sin prospecto de rescate en medio de un planeta hostil con sólo sus conocimientos de ingeniería y botánica para sobrevivir. A millones de kilómetros de cualquier otro humano. Con comida/agua limitada. Con un prospecto de rescate a más o menos cuatro años de distancia. Que comiencen los juegos.

Los marcianos llegaron ya, y llegaron bailando chachachá

Para serles honestos, el texto no exactamente emocionante porque uno uno sabe perfectamente en qué va a terminar la novela: lo van a rescatar. Pero es la planeación, la resolución de problemas, el pensamiento paralelo, la hilarante personalidad de Watney y la serie de catastróficas desgracias a las que se enfrenta durante toda la novela lo que la hacen increíblemente disfrutable.

Meticulosamente bien documentada, sorprendentemente fácil de seguir aunque no tengas extenso conocimiento de las ciencias exactas*, divertida e inspiradora, es una de las mejores novelas de ciencia ficción que he leído en años y creo que es la mejor de ciencia ficción dura que he tenido el gusto de iniciar.

*En gran parte por la Metodología de Resolución de Problemas por Patito de Hule que sigue Watney.

Ampliamente recomendable

!Saludos!
Atte,
El Kushiage

PD. ¿Buscas más recomendaciones de libros interesantes? Checa esta página donde listo otros más que he reseñado, quizás veas algo que te guste.

viernes, 15 de diciembre de 2017

De Brochetas y Facebook, Revisitado

"Zuckerberg: Sí, así que si algún día necesitas información de alguien de Harvard, sólo pregúntame. Tengo cerca de 4000 correos, imágenes, direcciones y números de seguridad social.
Amigo: ¿Qué? ¿Cómo lograste eso? 
Zuckerberg: La gente sólo me lo envió. No sé por qué. Ellos "confían en mí". Los muy imbéciles."
~ Mensajes instantáneos mandados por Mark Zuckerberg durante los primeros días de Facebook, reportado por Business Insider (Mayo 13, 2010)

Disculpen la tardanza, pero estaba en curso. En fin, como muchos de ustedes sabrán odio pinche Faisbuk. Con la intensidad de mil soles. Si lograran conectar un cable al incandescente desprecio que le tengo a ese sitio voyeurista de mierda, se acabarían los problemas energéticos de México hasta el 2049.

Lo interesante es, que Faisbuk me odia de regreso.

Verán, como buen adicto a la tecnología padezco un jueguito móvil en mi celular. Dicho jueguito, por razones que van más allá de mi entendimiento, requiere una cuenta en faisbuk para guardar tu progreso. 

Pues bien, en las últimas seis semanas faisbuk me ha bloqueado la cuenta tres veces citando "actividad sospechosa" en mi cuenta. 

El problema radica en que faisbuk:

  • No tiene chat de soporte
  • Además de no tener teléfono de soporte
  • Ni tener correo de soporte
  • Es más, no hay puñetera manera - que yo haya podido discernir después de horas de investigación - de hablar con un humano en la compañía.
  • Hay foros de ayuda, sí claro, todos con la misma pregunta que yo tengo. Sin contestar. Porque por supuesto que está sin contestar.
  • Nadie sabe qué carajos en el reddit de Faisbuk. 
  • No hay lineamientos claros que relacionen el mensaje de error con exactamnte alguna actividad mía. O me la bloquearon porque "A", o "B", o "C" o...
  • No hay manera de apelar el bloqueo. Tienes que subir una foto y esperar a que el equipo de faisbuk decida arbitrariamente que puedes pasar. 
  • No hay notificación por correo del bloqueo.
  • No hay notificación por correo del DESbloqueo.
  • No hay información de pinche nada al respecto y hay CIENTOS de entradas, posts en foros y grupos de ayuda pidiendo auxilio con este problema. 


Quizás me dirán "Oye Brocheta, pero tú estas bien amargado y probablemente te llamas Benito Camelo y tienes la foto de un gato en tu perfil", pero no, ésto en una cuenta que tiene mi nombre real, tiene mi foto real, tiene amigos, está en grupos, tiene actividad semanal y está vinculada a mi celular real.

La única razón por la que la cuenta existe es para loguearme en el puñetero jueguito en el que tuve la desgracia de caer y que por falacia del costo hundido / presión social no puedo desinstalar*.

*Además admito, muy en el fondo, que me divierte... a veces.

¿Por qué la entrada? Bueh, primeramente porque:

  1. Facebook puede irse a la mierda. De aquí al jueves que viene.
  2. Si eres un desarrollador de aplicaciones móviles o utilizas faisbuk para loguearte a tus aplicaciones favoritas considera que ésto puede suceder en cualquier momento, que no obtendrás respuesta de parte de la compañía, que sólo eres un miserable registro en su base de datos para ser explotado y que serás tratado con la condescendencia que se merece un miserable registro en su base de datos.


Se las paso al costo.

!Saludos!
Atte,
El Kushiage

~ No hay palabras en Élfico, Éntico o en las lenguas de los Hombres que pueda describir el puñetero desprecio que le tengo a ese sitio de mierda.